20/11/2023 LaVoz.com.ar (Córdoba) - Web

Schiaretti no se sumará a la gestión de Milei y explorará conformar un nuevo espacio nacional


“No lo veo al ‘Gringo’ en el futuro gabinete nacional. Es coherente con lo que dice y lo que hace. En la campaña dijo que (Javier) Milei era un salto vacío, ¿cómo podría integrar un gobierno con ese concepto del presidente electo?”. No es la opinión de Juan Schiaretti. Es la voz de un funcionario que suele difundir fielmente lo que piensa el gobernador. Por estas horas, la principal preocupación del gobernador es la entrega “ordenada” del poder a su sucesor, el intendente capitalino, Martín Llaryora. En este traspaso de mando no existe la tensión que ya se generó a nivel nacional, pero hay cuestiones administrativas y políticas que el mandatario y su sucesor deben resolver. Sobre el futuro inmediato de Schiaretti, dos fuentes de su entorno dijeron que se mantendrá “activo” en la política, pero sin participar de la gestión libertaria. Puede haber algunos funcionarios schiarettistas que pasen a la Nación, pero serán acuerdos “individuales” sin la participación de Schiaretti. Muchos dicen que el gobernador trabajará en la renovación del PJ nacional, ante el debilitamiento del kirchnerismo. No está descartado, pero no sería su prioridad. “Es probable que Cristina (Kirchner) no tenga tanto protagonismo y deje actuar a sus dirigentes más cercanos, como (Eduardo) ‘Wado’ de Pedro o (Axel) Kicillof, pero no lo veo a Juan sentado a discutir política con ellos ni con otros gobernadores con los que no tiene diálogo. Pero no se jubilará de la política, eso seguro”, argumentó el histórico peronista. Nuevo espacio En los últimos tiempos, Schiaretti pregonó un gobierno de unidad nacional para sacar al país de la crisis. Luego de dejar el poder provincial, Schiaretti aguardará unos meses para seguir de cerca los primeros pasos de la gestión de Milei, con el aporte del macrismo. Más allá del nuevo gobierno, Schiaretti estará muy atento a lo que suceda en Juntos por el Cambio. El acuerdo de Mauricio Macri y Patricia Bullrich con Milei dinamitó lo que era la principal alianza opositora. No está claro cómo decantará esta crisis en Juntos por el Cambio, pero no seguirá como hasta ahora, conformada por el radicalismo, el PRO y la Coalición Cívica, entre sus principales integrantes. La última vez que Schiaretti habló con otros dirigentes para conformar un nuevo espacio nacional fue a mediados de mayo pasado. Fue cuando negoció con Horacio Rodríguez Larreta y el radical Gerardo Morales la conformación de una nueva alianza opositora (“el frente de frentes”), según la bautizó Schiaretti, para competir en las Paso presidenciales del 13 de agosto. En aquel momento trascendieron las conversaciones con Larreta y Morales, pero había otros dirigentes más involucrados en este proyecto, como Martín Lousteau y Facundo Manes; el peronista disidente Miguel Ángel Pichetto; el exministro de Economía Roberto Lavagna, a través de su brazo político, el diputado nacional, Alejandro “Topo” Rodríguez; el liberal José Luis Espert, y Margarita Stolbizer, entre otros. La negociación política se frustró por la negativa de Macri y Bullrich, más la intempestiva y pública reacción del senador Luis Juez, en aquel momento candidato a gobernador de Córdoba por Juntos por el Cambio. Aquella semilla quedó sembrada. No lo dirá, pero Schiaretti –quien fue candidato presidencial por Hacemos por Nuestro País– nunca dejó de hablar con esos dirigentes, con los cuales tiene coincidencias. De allí que será importante cómo se reconfigure Juntos por el Cambio, la alianza opositora en la que ya nada será igual. “No será de un día para el otro. Creo que la nueva reconfiguración del escenario electoral nacional se dará recién para las elecciones legislativas de 2025. No sé si antes habrá grandes novedades”, pronosticó otra fuente schiarettistas. La otra tarea del gobernador será respaldar a Llaryora en la negociación con el nuevo Gobierno nacional. El Congreso jugará un rol importante en los próximos meses, y Schiaretti no estará ausente. Desde afuera será un articulador político del bloque Federal, que espera ampliar con la conformación de la nueva Cámara Baja. Críticas internas Leonardo Limia, titular del bloque de legisladores provinciales de Hacemos por Córdoba, cuestionó a los peronistas que apoyaron a Sergio Massa en el balotaje. Limia aseguró: “El pueblo se expresó en democracia. Se terminaron la grieta y el gobierno del Amba. Por eso, parte de la dirigencia cordobesa deberá dar cuenta de su error. En esta provincia, el interés que nos mueve es el de los cordobeses”, dijo el legislador oficialista, sin dar nombres, pero apuntando a los dirigentes del PJ local que apoyaron públicamente a Massa, entre ellos, la vicepresidenta de la Legislatura, Nadia Fernández, alguien que era muy cercana a Limia. Las críticas de Limia repercutieron en el PJ, ya que es un dirigente de confianza de la senadora Alejandra Vigo. En el oficialismo admiten que el legislador no hubiera hecho este posteo en sus redes sociales sin un guiño de la esposa del gobernador Juan Schiaretti. “La voluntad expresada en las urnas refleja el rotundo rechazo de los cordobeses al kichnerismo, por su sistemático maltrato al pueblo de Córdoba. Por eso tuvieron ayer (por el domingo) el peor resultado de las últimas tres elecciones”, agregó en su publicación en X (Twitter). Le respondió otra legisladora oficialista, Tania Kyshakevych, quien trabajó para Massa. “Te cuento que Massa sacó 570 mil votos en Córdoba ¿No creés que muchos de esos votaron a Llaryora? Esta bien que seas un empleado, ese es el rol que elegiste, pero ya que pierdas el razonamiento político preocupa. Porque sos el presidente de un bloque”, cuestionó su compañera de bloque.

#70627279   Modificada: 20/11/2023 20:43 Cotización de la nota: $145.327
Audiencia: 93.000



Acceda a la nota web del medio

  
www.ejes.com | Santiago del Estero 286 4º piso - Of. 5 Buenos Aires | TE. 5352-0550